Buscas las mejore tarjetas de Credito, pues hay llegado al sitio appropiado. Haz click y vas a poder buscar, comparar y applicar para las mejores tarjetas que estan disponibles. No importa la clase de credito que tengas nosotros tenemos las mejores opciones para tu situacion.

Buscar Por Tipo De Tarjeta

Tarjetas De Crédito Visa
Tarjetas De Crédito MasterCard
Tarjetas De Crédito Con Intereses Bajos
Tarjetas De Crédito Para Estudiantes
Tarjetas de Crédito con Mal Crédito
Tarjetas con NO Crédito O Crédito Limitado
Tarjetas De Crédito De Negocios
Tarjetas De Crédito sin Cuota Anual
Tarjetas De Crédito Con Reconpensas
Tarjetas De Crédito Con Exellente Crédito
Tarjetas de Crédito para transferencia de balance
Es un instrumento a través del cual usted puede realizar compras y pagarlas posteriormente. Materialmente, se trata de una tarjeta de plástico, cuya forma y dimensiones han adquirido cierta uniformidad, aunque ya algunas marcas, buscando elementos diferenciadores, han comenzado a variar tamaños y formatos.

Éste instrumento tiene grabado en relieve un número de cuenta y el nombre de la persona autorizada a utilizarlo, el cual puede ser el titular de la cuenta o un adicional, la fecha en que perderá vigencia (vencimiento) y un número de tarjeta relacionado a una cuenta.

En términos legales, la tarjeta de crédito no es un instrumento de crédito en sí mismo, si no que debe estar acompañada de la firma previa de un contrato y el o los documentos que respalden las compras realizadas con la misma. Por lo tanto, la tarjeta por sí sola no serviría para reclamar derechos ni cumplir obligaciones.
Habitualmente, las emisoras de tarjetas de crédito además del contrato requieren la firma de un vale en blanco, el cual opera como garantía en caso de no pago. El usuario de la tarjeta autoriza en el contrato a que dicho vale sea completado por la emisora para hacer efectivo el cobro de lo que debe.

La tarjeta de débito está vinculada a su cuenta corriente o caja de ahorro. Cuando usa la tarjeta de débito el dinero se descuenta de sus fondos en dichas cuentas.
Con la tarjeta de débito puede comprar en establecimientos comerciales sin tener que llevar el dinero en efectivo o su chequera. Simplemente presenta su tarjeta de débito en cualquier lugar donde vea el logotipo de su tarjeta y el monto se deducirá directamente de su cuenta.

Por contraste, la tarjeta de crédito constituye un préstamo no garantizado que extiende una institución financiera como conveniencia. Cuando se utiliza la tarjeta de crédito para comprar algo, significa que, en caso de no abonar antes de la fecha de vencimiento, deberá pagar también intereses.
Decidir cuándo usar su tarjeta de débito y cuándo usar su tarjeta de crédito no es una decisión que debe tomarse a la ligera. La tarjeta de crédito es una herramienta para comprar ahora y pagar después. La tarjeta de débito es para comprar y pagar en el mismo instante, como si fuera efectivo. Ambas tarjetas pueden jugar un papel importante en su plan de administración financiera.

Las tarjetas de crédito al igual que el crédito en general pueden ser beneficiosas o perjudiciales de acuerdo a su uso. Un uso responsable maximiza las ventajas y disminuye considerablemente las desventajas.

Lo peor que se puede hacer es tomar a la tarjeta de crédito como una extensión del ingreso. El no planificar los gastos a realizar con tarjeta puede llevar a rebasar su capacidad de pago y generarle situaciones no deseadas.

La compra con tarjeta requiere el mismo cuidado que la compra con efectivo. Precisamente, la ausencia de efectivo durante la compra con tarjeta hace que muchas veces vaya asociada con la falsa sensación de que no se paga lo que se compra, haciendo que se pierda la noción de los gastos acumulados y de los ingresos que se deben comprometer para el pago de las cuotas.

Resumen: que la herramienta “tarjeta de crédito” se vuelva beneficiosa depende principalmente de su uso responsable.

Ventajas

  • Anticipar compras difiriendo el pago. Compra hoy y paga mañana.
  • Financiar sus compras. Paga en cuotas lo que quizás no podría pagar al contado.
  • Seguridad por no tener que llevar dinero en efectivo o chequeras.
  • Facilita la administración de las cuentas si se consolidan los gastos en una tarjeta.
  • Posibilidad de retirar adelantos en efectivo.

Desventajas

  • Puede incluir costos adicionales.
  • Puede generar dificultades monetarias si se pierde la cuenta de cuánto ha gastado.
  • Facilita la compra compulsiva. Como se ha dicho, la compra con tarjeta muchas veces va asociada con la falsa sensación de que no se paga.